Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Los Arias, la linda historia de los primos que por primera vez clasificaron al Campeonato Nacional

Autor: Caballoyrodeo.cl
La collera de la Asociación Ñuble premió en el Clasificatorio Repechaje Centro Sur de Osorno.

Por Julio Fernández Concha

La historia que cada uno escribe en el rodeo siempre será diferente a otras, pero con un denominador común: amor por el caballo. Y la de los primos Pedro y Carlos Arias (Asociación Ñuble) está llena de lindos matices, desde su niñez hasta el día de hoy, en que por primera vez llegarán al Campeonato Nacional en Rancagua, tras clasificar en el Repechaje Centro Sur de Osorno montando a Qué Bien Va Que Más Quiero y Las Callanas Porfirio.

Conseguir el objetivo de todo corredor no fue fácil para ellos, pero lograron superar los obstáculos que se les presentaron y mantuvieron la calma y constancia para cumplir un sueño.

Sus primeros pasos corraleros los dieron en la Fenaro, donde llegaron a ser Campeones Nacionales. Hoy las metas parciales trazadas por ellos se han ido cumpliendo paso a paso, siendo la mayor estar en la Serie Campeones en Rancagua. De todo esto conversaron estos jóvenes jinetes, a quienes avala una gran característica, los caballos son arreglados por Pedro, quien abrió los fuegos de la entrevista.

Cuando se le preguntó por el valor de esta clasificación, respondió: "Esto significa mucho para mí y mi familia, es un logro muy importante, porque yo vivo de esto, arreglando caballos desde hace mucho tiempo; estoy feliz por lo conseguido".

Sin duda es un mérito muy importante, a lo que acotó: "Bueno, así es, yo empecé en esto por mi papá, estuvo un poco complicado con el tema de los caballos y me motivó y apoyó en esto".

También habló sobre la felicidad de llegar a Rancagua con caballos trabajados por él, y uno, el Porfirio, hecho íntegramente por él.

"Para mí es una doble satisfacción lograr la clasificación a Rancagua, y llegar con caballos trabajados por uno. Es una gran felicidad, y el que corre mi primo ese lo hice yo, ese lo trabajé de cero. Llegar al Nacional en estas condiciones, para mí es un triunfo como arreglador muy importante, porque es difícil lograr algo así", expresó.

Imagen foto_00000001

Pedro Arias destacó el pleno respaldo de su familia y los amantes del rodeo en Ñuble: "El apoyo familiar es muy importante, con mi señora nos conocimos en esto, su papá corre en la Fenaro, y ahí nació esta relación. Siempre nos apoyan mis tíos, mis primos, mi papá; nos acompañan todos, por eso es muy importante el apoyo familiar. No puedo dejar de reconocer el gran apoyo de la gente de Ñuble, nos hemos ido ganando el cariño de ellos, uno corre, lo pasa bien, con ellos se va creando una muy bonita amistad, y en los Clasificatorios tuvimos mucho apoyo, ellos reconocen nuestro esfuerzo".

La primera etapa como jinetes la cumplieron en Fenaro, y también habló de ello: "Esa fue la etapa de aprendizaje, ahí hicimos nuestras primeras armas, nos costó mucho, hubo momentos en los cuales lo único que quería era 'tirar la toalla' pero con mi primo nos dimos ánimo y seguimos".

"Con mi primo hemos corrido toda la vida, nuestro primer rodeo fue a los 12 años, sin saber nada los dos, y en estas instancias se ve el complemento como jinete. Con él corremos de memoria, partimos corriendo de chicos, con caballitos de palo, es un complemento que no lo logra cualquiera", agregó.

Su abuelita María Luisa Berrocal compro la yegua Regalona y así lo recordó: "Ella me echó a caballo, apoyado por mi tío Sergio Lara, me inició en esto. Partimos corriendo con mi primo, el primer rodeo fue en Coihueco, en los laborales, sin saber nada, y de ahí no paramos hasta el día de hoy".

Cabe destacar, que en las dos temporadas anteriores estuvieron "a la puerta" de la clasificación y no pudieron.

"La primera temporada que llegamos a los federados quedamos con 25 puntos y no pudimos obtener el requisito. Después quedamos con 14 y el año pasado estuvimos cerca de completar. Pero este año se nos dio, por ello estoy inmensamente feliz. Además, ocurrieron muchas cosas, armamos esta collera y salió. Agradezco a don Francisco Araneda por confiar en mí. él era mi compañero, pero por problemas personales no pudo seguir corriendo; me entregó todo su respaldo y me pasó el caballo. Está muy  feliz y le doy los agradecimientos a él y su familia", comentó.

Como corredor se ha propuesto una gran meta: estar en la Final en Rancagua. "Uno siempre se ha de proponer metas, hemos ido quemando etapas y la nuestra ahora es estar en la Serie Campeones en el Nacional. Creo que hemos cumplido el objetivo principal antes del plazo presupuestado, es primera vez que completamos y llegamos inmediatamente a Rancagua. Antes miraba todo esto por televisión, ahora estaremos junto a connotadas colleras. Es un sueño hecho realidad y la idea es andar bien", manifestó.

"Tenemos todo el apoyo de la familia"

Carlos Arias también recordó sus inicios con su primo: "Fue algo muy lindo, nos echaron a caballo y nunca más nos bajamos, no sabíamos nada, pero de a poco fuimos aprendiendo".

Además, repasó lo difícil que fue completar: "Costó bastante la completada, la conseguimos en el último rodeo, después se nos fueron dando las cosas en los Clasificatorios. En San Clemente estuvimos a una atajada, pero en el siguiente entramos inmediatamente".

Respecto a las temporadas en la Fenaro y las que han vivido en la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno, hizo un paralelo.

"Creo que son dos etapas diferentes, la primera nos sirvió para madurar, para aprender a correr, para ir logrando experiencia como jinete. En los Federados sí o sí había que irse perfeccionando como jinete, igual con el caballo, porque es mucho más competitivo, se corre otro tipo de novillo, de más peso. En otras palabras, hay que irse acostumbrando a todo, porque todo es nuevo para uno, medialunas, otras colleras. Yo cuando corría con mi padre se compartía mucho, cuando uno recién llega a Ferochi tiene que hacerse el ambiente primero, entonces hay que ir quemando de a poco las etapas. Afortunadamente se han ido dando los resultados a corto plazo, menor que el presupuestado. Es muy bonito, algo que no esperábamos, es un sueño. La idea es tratar de andar bien, hacer un bonito papel", expuso.

Con relación a los caballos, comentó: "Están bien, confiamos en lo que se puede lograr con ellos. Son muy tranquilos y buenos los dos, así es que tenemos fe, en Osorno anduvieron bien".

Carlos siempre corrió con su padre, fallecido en un accidente trabajando un caballo, al respecto confesó: "Me ha costado mucho superar eso, siempre antes de un rodeo voy a verlo al camposanto;  si no lo hago no voy tranquilo, le pido que me proteja y ayude. Es algo inolvidable lo que viví con él".

La de los Arias es una linda historia,  llena de mucho cariño familiar, como lo reafirmó Carlos: "Tenemos todo el apoyo de la familia, estoy muy agradecido de mi tío Lautaro Arias, quien siempre nos ha apoyado en todo".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos