Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Padre Dietrich Lorenz: Es una buena ocasión para reforzar los lazos humanos

Autor: Miguel Angel Moya

Foto de archivo del padre Dietrich junto a Jorge Inostroza en Radio Agricultura.

Sacerdote corralero instó a respetar las medidas cuarentenarias y a meditar sobre la fragilidad de la vida humana.

Esta pandemia provocada por el virus Covid-19 ha provocado una gran incertidumbre. Y no sólo en el plano deportivo y laboral de quienes practican el Rodeo o laboran en todo lo relacionado con este deporte, con la crianza de caballos chilenos,  sino también en lo espiritual, en el ámbito de las creencias, de la religiosidad de nuestro pueblo.

Es por ello que Caballoyrodeo.cl contactó a Dietrich Lorenz, sacerdote y corralero, actual vicepresidente del Club Pontificia Universidad Católica de Valparaíso de Rodeo Chileno, ex Vice Gran Canciller y actual profesor titular de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y párroco de la Catedral de Valparaíso, para que nos entregara su comentario de cómo ve este difícil momento, abordándolo desde esos distintos planos.

"Esto de la pandemia y el virus nos pilló a todos de sorpresa. Quizás nunca pensamos que llegaría hasta acá y con tanta fuerza; lo veíamos siempre un poquito lejano. Pero así es el mundo global en que vivimos, en lo bueno y en lo malo. La verdad que nos dejó en la puerta del horno respecto al Champion de Chile. Quedaban dos semanas y se decretó  la cuarentena; se fueron ajustando las directrices de las Autoridades. Bueno, se suspendió eso, como también ocurrió en otros gremios. Así que la gente se ha quedado con los crespos hechos en muchos proyectos, en algunos casos con trabajos perdidos".

"En nuestro caso no es tiempo ni trabajo perdido, porque siempre se gana  tiempo. Pero para todos fue una decepción, porque es algo que siempre esperamos con mucho entusiasmo, con mucha alegría y con un poquito de ansiedad también. Pero hay que ser respetuoso de las directrices, de las orientaciones de las Autoridades y hay que acatarlas. No queda otra y no es solamente el caso del Champion de Chile sino de tantos otros eventos que se han postergado hasta que esto comience a declinar. La misma Semana Santa; yo creo que por primera vez en la historia nos toca celebrarla a puertas cerradas. Tantas cosas que se habían ido preparando para esos días tan especiales, quedaron prácticamente reducidas al mínimo", comentó.

"Pero al mal tiempo buena cara; la gente que iba a participar en el Champion, los jinetes, yo creo que aparte de las ganas  de haber participado en la fecha correspondiente, nos les afecta mayormente. Pero sí a la gente que está con nosotros; los talabarteros, los sastres, los sombrereros, que tienen en esta época un trabajo extra, que hacen su agosto, económicamente hablando. Habrá que esperar que esto amaine; ojalá que entre los nuestros no haya afectados, enfermos ni difuntos a causa de lo que estamos viviendo", sostuvo.

Y resaltó al mismo tiempo: "Pero sí creo que es una buena ocasión para reforzar los lazos humanos, lo cual es muy gratificante.  Creo que tenemos que mostrar solidaridad especialmente con los mayores. Con aquellos socios que no están tan activos, que están un poquito marginados, pero que están ahí. Que siempre nos animan, que siempre nos ayudan. Necesitan que nos preocupemos de ellos, que los llamemos, que les ofrezcamos nuestra ayuda, nuestra cooperación  en lo que se pueda. Creo que siempre es positivo mostrarles una preocupación, alguna disponibilidad para salir al encuentro más que todo de sus necesidades personales, necesidades de afecto, de amistad verdadera".

"En estos días yo he recibido llamadas de jinetes, de corredores que me conocen; se han preocupado por mí, sabían que estaba un poco resfriado y me preguntaban si necesitaba algo, si necesitaba que me trajeran algo  para la casa. Bueno, eso mismo tan bonito hay que replicarlo con otras personas que lo necesitan mucho más. La Familia Corralera es una familia de muchos valores, no sólo cristianos, sino también valores humanos y esta es una buena ocasión para crecer en ese sentido. Después veremos cómo salimos de ésta y ojalá que todos pasemos agosto, como se decía antes", señaló.

"Yo también valoro muchísimo el rol que han jugado los directivos de las Asociaciones y de la Federación. Les ha tocado un trabajo enorme, no sólo en sus trabajos personales, profesionales. En todo el tiempo previo a la suspensión y postergación del Champion de Chile hubo muchas reuniones, muchas consultas, mucha incertidumbre. Y ellos lo tuvieron que asumir en primera persona; creo que para ellos tampoco ha sido nada fácil tomar  las decisiones que se tomaron. Eso también demuestra la calidad de gente entre nosotros los corraleros, de lo cual nos podemos felicitar mutuamente", añadió.

Momento de reflexión

"Espiritualmente, este es un tiempo difícil, porque se ponen a prueba todos nuestros valores éticos, morales y religiosos. Lo que está sucediendo nos tiene que llevar a reflexionar, a meditar sobre  la fragilidad de la vida humana, sobre la fragilidad de nuestras instituciones. Sobre la fragilidad de la salud humana y también sobre nuestro fin último, la vida. Aunque resulte difícil y resulte duro decirlo, pero estas son cosas que nos llevan a meditar y a tomar conciencia de cosas que en la rutina del día a día a veces las tenemos un poquito olvidadas. Qué es lo que nos espera después de esta vida, qué es lo que se espera de nosotros en esta vida", aseveró.

"Estas preguntas, que son de difícil respuesta siempre, nos llevan a crecer en lo valórico, en las virtudes de servicio y sobre todo en la Fe. En la Fe de las personas y en la Fe de un Creador. Confianza en las personas porque  sabemos que estas cosas no las podemos superar solo, aislados. Las distancias sociales que se han creado en este momento, no son sinónimo de la distancia  espiritual, de la distancia  solidaria. Por otro lado, esto nos ayuda a crecer en la confianza en Dios, en la práctica, en lo concreto. Encomendarse y encomendar a los nuestros a las manos del Creador y saber que todo está en sus manos en último término y todo depende de Él", enfatizó.

Sostuvo que "confiar en este tiempo de incertidumbre es muy difícil, pero es una buena práctica para crecer y madurar como persona. Creo que después de todo esto, nuestro mundo va a salir muy revisado en lo que son  las costumbres, los estilos de vida. Lo que son las tomas de decisiones, las orientaciones; el rol que juegan las Autoridades en todas estas cosas. Vamos a salir fortalecidos; yo creo que después de todo esto, el mundo va a ser un poco más sencillo, más justo también".

Agregó que "esta esperanza nos tiene que animar a no caer en esa vida gris y tristona que nos inspira la depresión. No son tiempos para caer en el hoyo de la depresión; por el contrario, hay que sacar fuerzas de flaqueza. A ser personas de corazón grande, de voluntad decidida como fueron los Padres de la Patria y los más valientes de nuestra historia. Pienso  que eso va a ser el final de todo esto Ahora, por el momento, tenemos que tener paciencia y someternos con humildad; bajar las revoluciones y respetar la cuarentena que nos han mandado".

"Lo importante es tomar conciencia de lo que es el don de la salud. No hay que tomárselo a la ligera, porque a veces algo tan pequeño como un virus nos hace caer como árboles viejos. La salud es demasiado importante, no solamente para nosotros, sino para las personas que dependen de nosotros también. En eso hay que ser tremendamente responsables", puntualizó.

"Aprovecho la ocasión para mandar un gran saludo a toda la gente, a todos los amigos y ojalá que estas palabras sean de ánimo, de fuerza, de entusiasmo. Estoy consciente que no es siempre fácil, pero si nos echamos a morir antes de tiempo, no es bueno. Perdemos las defensas y quedamos más expuestos a cualquier cosa", subrayó finalmente.      

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos