Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Criadero Alpihual, la apuesta de Fernando Piffaut

Autor: Héctor Uribe Delgado
El criador y jinete representó a la Asociación Concepción en el Anuario de los Criadores de 2019.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2019.

Con dos etapas en su vida como criador Fernando Piffaut renovó hace poco su pasión por el Caballo Chileno y lo está logrando en el Criadero Alpihual a partir de buenos resultados en exposiciones, de su experiencia en la hípica y de su gusto por la estampa de nuestro noble animal.

"La historia mía es bien singular, porque yo vengo de una familia extranjera y no hubo nunca mucha afinidad con ningún tipo de caballo. Pese a eso, mi amor por el caballo es de niño, al nivel de que yo montaba las yeguas percheronas que había en el campo. Ahí nació mi amor por el deporte, me picó el bichito de correr, pero lamentablemente nunca tuve el apoyo para haber partido antes, y todo fue a pulso", rememora Piffaut.

"Tras eso, yo tuve dos etapas en mi vida corralera. En la primera fue muy productiva mi actividad deportiva, pero eso quedó frenado cuando mis niños entraron a la universidad y tuvo que acortarse el presupuesto; y después de 16 años volví al tema, y lo hice con más experiencia, así es que me nació la inquietud de criar. En esa espera tuve caballos hípicos, y adquirí experiencia que se han hecho relevantes a la hora de criar Caballos Chilenos, porque la Hípica nos lleva 200 años de ventaja, así es que fue un proceso muy interesante para terminar armando mi criadero", añade.

Explica que "el criadero nació hace muchos años atrás, pero nunca se proyectó, porque como yo abandoné el tema, liquidé y regalé los caballos que tenía para retomar el criadero hace unos cinco años atrás. Ahí partí con dos yeguas nietas del Taco, y en este momento tengo siete madres de muy buena sangre y de muy buen tipo. A eso se suman tres reproductores, uno de ellos es el Dos Marías Campo Santo, que es hijo del Principio Campo Bueno (campeón de Chile en 1998) en la Santa Teresa Tranquilita, que es una yegua hija del Curiche Rico Raco, y que es la base de mi criadero. También tengo una hija de El Aromo de Pichidegua Mechano, la Mechala, y ahí empezaron a salir caballos muy bonitos, y ahora último acabo de adquirir una hija del Custodio, para cambiar un poco las sangres y seguir con la línea de caballos funcionales y bonitos".

Piffaut dice ha tenido suerte: "Caballos de características tan buenas no siempre se le presentan a uno, entonces he sabido capturar eso y ahora tengo una masa de caballos bastante bonitos, y me proyecto mucho en las exposiciones, porque ahí se ve el reflejo de lo que uno está haciendo", comenta.

Imagen foto_00000003

Y el criador quiere ir más allá: "Creo que en Chile muchos de los criaderos o  son buenos funcionalmente o morfológicamente, y van quedando marginados, porque el huaso está buscando caballos que sean competitivos, pero que también sean bonitos, y esa es la tónica de lo que se está dando en este momento. Yo por las líneas que tengo, espero que sean bonitos y a la vez vaqueros", aclara.

Y es por eso que ya piensa en la funcionalidad de sus mancos. "Son caballos de muy buena clase, que prácticamente salen solos. Me gusta sacarlos a uno o dos rodeos, y después los guardo de nuevo, para que sigan madurando", explica Piffaut, quien tiene claro para dónde va su crianza: "En estos tiempos, necesitamos caballos fuertes, porque se están corriendo animales de mucha resistencia, así es que se necesitamos caballos poderosos, de muy buena boca, y yo al menos, en ese sentido, por la línea del Taco estoy muy contento y esa es mi definición de mi criadero", sentencia

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital