Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Criadero Alborada de Duao, el orgullo de don Arturo Henríquez

Autor: Héctor Uribe Delgado
El criador representó a la Asociación Talca en el Anuario de los Criadores de 2018.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2018.

Con 70 años, don Arturo Henríquez lleva poco menos de 20 años criando. Y es que pese a ser desde muy joven un aficionado de los caballos, de ir continuamente a los rodeos y de colaborar con ganado para los mismos, dice que se decidió tarde por correr y más tarde aún por dedicarse a la crianza con lo que hoy representa su orgullo: El Criadero Alborada de Duao.

"Yo partí corriendo a los 52 años, en 2001, y en esa ocasión, yo con más de 50 me dije 'con esta edad, para qué me voy a poner a criar', pero me compré  una yegua en un remate del Criadero Otoñal, la yegua Vitualla, y me entusiasmé y le saqué una cría, que fue el potro Perverso, y era tan bueno  que me lo pidió prestado Emiliano Ruiz y con él llegó a Rancagua, así es que esa es una satisfacción muy grande habiendo partido tan viejo en la crianza", cuenta don Arturo.

Y aunque las dudas en torno a la crianza se mantuvieron, Henríquez se encontró con una yegua que le ha permitido tener muy buenos ejemplares."Después seguí criando, aunque sin mucho entusiasmo, porque  pensaba que con mis años no iba a alcanzar a correr caballos criados  por  mí, pero me entusiasmé y le compré una yegua a César Núñez, la Carajada, que era hija del Carajo en la Simpatía, pero se me lesionó y la dejé para crías, y me salieron todas bien buenas. De hecho, con caballos criados por mí llegué a los Clasificatorios, y aunque tenía el entusiasmo y las ganas de llegar a esa instancia, nunca pensé que lo lograría y más con caballos criados por mí", explica con la satisfacción de estar haciendo bien las cosas.

"Este año (en 2018) llegué a la Final de Criadores con dos colleras, y para mí  todo eso es bien meritorio, porque creo ser el jinete más viejo de los que corre en la Asociación  Talca, y a los 70 años no me puedo comparar con los  jinetes más jóvenes. Le hago harto empeño, me gusta, la gente lo reconoce y voy a tratar de seguir por harto tiempo, pero tengo una edad que es una limitante y contra eso no hay nada que hacer, son casi 70 y competir es difícil, así es que voy para entretenerme porque el rodeo la verdad me ha dado muchas satisfacciones. Nunca me imaginé criar, y ahora cuando corro caballos criados por mí tiene un gusto mucho mayor", añade.

Consultado del porqué comenzó a correr a tan avanzada edad, Henríquez criador comenta que "cuando chico me gustaba mucho el campo, salir de a  caballo, pero me fui a estudiar a Santiago y después iba a mirar nada más. Era socio del Club Maule-Duao, tengo campo, tengo una viña y yo prestaba novillos para los rodeos, y un día decidieron invitar a una pichanga a los socios cooperadores. Yo estaba siempre mirando los rodeos como gato mirando la carnicería, y  pensaba en correr, pero creía que no podría, que quizás no tenía la facilidad, no sé. Y en esta pichanga le encontré un gustito mucho mayor, algo indescriptible, una sensación que me gustó y que aún lo siento, y me di cuenta de que era tan malo como muchos de los que estaban ahí siendo que ellos llevaban toda una vida, así es que tan mal no lo hacía".

Dice que su criadero está enfocado en la medialuna: "La crianza es básicamente para correr, a mí me gustan los caballos funcionales, pero me  gusta que sean de mucho  sello. Y en todo  me ayuda mi compañero Ricardo Vargas quien lleva más de 15 años conmigo y él se preocupa que estén muy  bien para mí, que sean fáciles de boca", explica Henríquez, quien dice que el rodeo es clave para mantenerse vigente.

"Practicar el rodeo es algo que me obliga a tener un buen estado físico a cuidarme y a hacer algo, y lo seguiré haciendo mientras pueda. Después  podré ir a ver mis caballos cuando corran y será más entretenido que cuando iba a ver rodeo como socio, porque ahora estarán mis caballos criados corriendo", cierra.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital