Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

Hernán Cruz Castillo reflexionó sobre la pandemia y su cuarentena en Familia

Autor: Miguel Angel Moya

Foto: Pablo Pérez Gómez

Dueño del Criadero El Remanso conversó también sobre sus caballos y el campo.

[Relacionado] Libro "Grandes Criaderos en Chile": Criadero El Remanso de Hernán Cruz. Revisa aquí en formato PDF

En Los Angeles (VIII Región), en pleno campo, Hernán Cruz Castillo, dueño del Criadero El Remanso, está enfrentando esta pandemia generada por el Covid-19. Lleva ya tiempo en esta instancia junto a su esposa e hijos y Caballoyrodeo.cl lo contactó vía telefónica para saber cómo está viviendo en estos días signados por el virus.

Con su acostumbrada elocuencia, llena de un verbo poético y cargado de reflexiones, dio comienzo a una agradable charla que se extendió durante mucho rato. Aquí les entregamos algunos conceptos por él expresados respecto del momento actual.

"Me emociona este llamado, esta gentileza porque también hace uno o dos meses, cuando empezó esta epizootia, me llamó la secretaria de don Cristián Leiva (presidente de la Federación del Rodeo Chileno) para saber cómo estábamos. Ahí uno se da cuenta que ya es una especie en extinción, porque estamos hace bastante rato con rebaja de pasaje (y se ríe con ganas). Me emociona que se preocupen de nuestra salud; Ya estamos pisando los 90 años con doña Anita (su esposa) y hemos vivido recibiendo de Dios más de lo que nunca imaginamos. Hemos recibido un cariño inmenso de varias personas nobles como ustedes", manifestó.

"En nuestra casa estamos con todas las medidas sanitarias de resguardo. Hay una señorita que acompaña a mi mujer todos los días, porque ella se operó de la columna. Entonces ella tiene problemas, con dificultades para movilizarse y es grande el riesgo de una caída. Mi hija Ana Carolina, que es doctora y vive en Valdivia, le encargó a una paramédica que la acompañe todos los días y que la invite a caminar por el campo. Así que en eso estamos y como le digo, sería un ingrato, un mal agradecido si dijera que estoy sufriendo", sostuvo.

Pero advierte: "Me preocupa hacia dónde vamos; ver a la gente tan porfiada. Yo por lo demás soy muy obediente con nuestra hija, porque nos manda las instrucciones de cómo usar la mascarilla, de lavarnos continuamente las manos; es exagerada para eso. Se preocupa y estoy muy orgulloso de todos mis hijos. Si hemos tenido la suerte que nos salgan caballos buenos, nuestros hijos son cien veces más. Fueron los mejores en el colegio. Mi hija menor, María Carolina, fue el mejor promedio de notas de los Cuartos Medios en el Liceo Alemán. Cuando se recibió le dieron 12 premios y un premio que valoro mucho, porque le dieron el Premio a la Mejor Compañera. Y le dije que su abuelo siempre decía: Es mucho más respetable un buen zapatero que un mal ingeniero. Así que lo principal es ser buena persona; hacer las cosas bien esté donde esté".    

  Imagen foto_00000001

La Crianza en El Remanso

Al preguntarle si está yendo al Criadero, viendo los caballos, preocupándose de la crianza y todo lo demás, respondió: "Hace tres años, después que dejé de andar a caballo, construí una caballeriza como yo quería, con diez pesebreras y una salita de herraje sencilla, pero simpática, ordenada. Que yo pueda verla desde las ventanas de mi casa. Ahí tengo mis caballitos; me entretengo tusando, vigilando los herrajes, porque el herrero hace todo lo que sabe, pero no sabe lo que hace. Es un fenómeno curioso, entonces hay que estar encima. Mis hijos Hernán y Leonardo, que me están ayudando en todo esto, también me dicen que no salga: tú eres disciplinado y cumples todas las cosas. Como estamos sembrando trigo ahora, me dicen: Nosotros te vamos a llevar para ver cómo están las siembras, la cama de semillas. Así veo que ya han limpiado y siembran hasta la orillita de las estacas. Eso me da mucha alegría y ver que se han superado tanto. Los dos son profesionales agrícolas".

Respecto a lo que está reproduciendo y cómo está El Remanso Gustoso II (Huelequén Reparo-El Remanso Perfidia), Gran Campeón Macho de la Exposición Nacional de la Raza 2019 en la Final de Santa Bárbara, señaló: "Aquí al potro los trabajadores le dicen el Míster Chile. Ahora lo tiene Nelson Vega en Temuco; lo está trabajando y nosotros confiamos mucho en él. Yo fui amigo de su padre, don Segundo; lo conocí harto. Eran vecinos míos cuando trabajaban donde los Moller. Tengo otros potros nuevos que se ven bien como promesa y que los está corriendo mi nieto, porque mis hijos ya están cerquita de la jubilación. Y están con la mente puesta en otras cosas. Así que siguen pariendo las yeguas, pero estamos muy encaballados; hay demasiados caballos".

"Estamos buscando las nuevas generaciones; tenemos un potrito nuevo que se llama Surco y otro potro también promesa, hermano del Gustoso II, que se llama Pértigo. Ya son pocas las yeguas de cría que van quedando, entonces estamos probando qué pasa. Son caballos de grandes antecedentes para atrás. Y el potro viejo, el Reparo, que ya casi no le quedan yeguas porque la mayoría de las yeguas que están en trabajo son hijas suyas. Es una gran hazaña, porque el Reparo se ganó el premio Reproductor o Familia en todas las exposiciones en que participó, incluyendo la Nacional. Es un caballo que deja lindos recuerdos en El Remanso. Pero ya está viejo, tiene 23 años; esperemos que le dure la energía un poco más", detalló.

Imagen foto_00000015

Más reflexiones

Volviendo al tema de la pandemia, enfatizó: "Es tiempo de analizar que estamos muy soberbios; ¿nos hemos detenido a pensar por qué ha llegado esta enfermedad tan brutal, sin remedios, que ataca al mismo tiempo al mundo entero?".

"Estamos con la espada sobre la cabeza y nos preguntamos: ¿irá a resultar la vacuna? ¿Irá a pasar esta epidemia? ¿Por qué no han podido controlar el virus?  Por otro lado, está la gente que arriesga su vida atendiendo a enfermos de un virus tan contagioso como éste. Entonces, yo le digo que ya tengo 88 años, se han ido todos mis amigos, pero todavía estoy contemplando los amaneceres de Dios, que cada día son hermosos. Asimismo, este silencio, esta paz campesina. Pero hay cosas que a uno lo hacen meditar".

Se refirió también a algo esencial, según su juicio y su experiencia: "Tenemos que sembrar, no pensar en cosas. Tener la tierra es una responsabilidad muy grande, porque la tierra es alimento de alimentos. Afortunadamente cuento con el apoyo de mis hijos. Me levanto temprano y le agradezco a Dios cada mañana por permitirme todavía contemplar su amanecer, sentir el canto del ave, el relincho del potro y conversar con gente que hace tantos años que trabaja conmigo".

"Aquí estamos con mi vieja; al principio ella me reclamaba mucho; le costó entender esto del aislamiento. Pero estamos felices, no nos podemos quejar; seríamos unos ingratos. Estamos felices; tenemos nuestra casa; nos demoramos 50 años de matrimonio en hacerla. Y vivimos hoy día en este campo en Los Angeles, un campito que era pura promesa", cerró.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital