Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo
¡Quédate en casa, cuidémonos!
Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

En voz de tres protagonistas: Recuerdos de 20 años de la Fiesta Chilena en Ñuñoa

Autor: Miguel Angel Moya
Este año fue cancelada por la pandemia, pero nuestros entrevistados rememoraron lo que ha sido este evento en el Estadio Nacional.

Este 2020 la Fiesta Chilena en Ñuñoa estaría cumpliendo su edición número 21, pero no pudo ser a causa de la pandemia, que obligó a suspender o cancelar este tipo de eventos masivos. No obstante y esperando que el próximo año las condiciones sanitarias del país cambien y  permitan su realización, Caballoyrodeo.cl conversó con tres personas que han sido protagonistas de este evento, para que recordaran lo que ha sido esta Fiesta de las Tradiciones que hace 20 años se inició en el recinto del Estadio Nacional, en la Comuna de Ñuñoa.

Sergio Covarrubias Vergara, director honorario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y gran impulsor de este evento, nos comentó lo siguiente: "Lógicamente no puedo estar contento (por su no realización este año), pero tampoco puedo estar en contra de una pandemia que la maneja la Naturaleza y el ser humano. Entonces, nosotros somos el resultado de todas estas anomalías que están  sucediendo en el mundo y concretamente en nuestro país. Son varias sensaciones; unas de tristeza, otras de alegría de haber podido vivir eso. Otras de angustia cuando me tocó demoler la Medialuna de Ñuñoa y a su vez me tocó ver y participar en su construcción".

Señaló que le tocó trabajar con dos alcaldes de dicha comuna en todo este período, con Pedro Sabat y Andrés Zahri y asimismo con gente que gusta de las tradiciones y de la historia de Chile, "las que han tenido la generosidad con nuestras tradiciones, con nuestro Rodeo, con nuestras fiestas, con nuestras costumbres, de estar 20 años ahí".

"Vi cuando se gestó la "guagua" (la Fiesta Chilena en Ñuñoa) en Curicó. Después estuve en la casa de Alfredo Moreno Charme, cuando fue Pedro Sabat y dijo que quería hacer lo mismo que estábamos haciendo en esos años en el Parque Araucano. De ahí partimos; la Federación de Criadores me pidió  que me hiciera cargo de eso y después, cuando se independizó Pedro Sabat de la Federación, ya entramos en un trato directo la Asociación Santiago con la Municipalidad de Ñuñoa. Para resumir, alegría, tristeza, angustia; todas las emociones que el ser humano vive", acotó.

Imagen foto_00000002

"Pero haciendo un recuento, una historia corta, es una tremenda satisfacción  de haber tenido el Caballo Chileno en el Estadio Nacional, cuando nadie pensaba  que era factible. Me acuerdo que en alguna oportunidad le hablé a Alfredo Moreno padre, cuando  llevaba la escuadra Las Palmas de Peñaflor. Le dije: acuérdate que un día van a estar en el Estadio Nacional. Me dijo: no seas loco, no se podrá hacer. Bueno, no sólo actuaron en el Estadio Nacional sino después, con la habilidad de ellos, estuvieron en varias partes del mundo, en España, en Inglaterra, en Alemania. Creo que les queda harto por recorrer todavía", señaló.

"Asimismo me acuerdo de otra anécdota con Alfredo Moreno Charme, cuando fueron a ver dónde iban a actuar. Le dije que en la cancha 2 y que se preocupara de que la escuadra actuara bien y que yo me iba a preocupar de llenar las tribunas. Estás loco, me dijo, cómo se van a llenar las tribunas. No cabía un alma y cuando terminó el espectáculo, se le dio un reconocimiento a él y su señora por su generosidad y tantas otras cualidades. Ya subíamos por la gradería para irnos, la gente le decía: gracias señor, por lo que nos han permitido ver. Eso lo vivió Alfredo y yo lo vivía todos los años, con distintas actividades. Eso da una satisfacción muy grande, sobre todo cuando la gente tiene menos recursos, al menos para mí es más satisfactorio", expuso.

"Así que en estos 20 años hay satisfacciones y un dejo de tristeza, pero entiendo la situación. Haciendo recuerdos, yo me acuerdo que el rodeo nuestro era prácticamente un Champion de Chile chico. Venían las mejores colleras; siempre estaba Santa Isabel, Agua de los Campos, Principio, Los Tacos de Rumai, La Esperanza, por nombrar algunos. Mucha gente y nos preocupábamos  de tener un rodeo de primer nivel", acotó.

"Todas estas historias a uno lo hacen meditar; son una gran experiencia y a estas alturas de la vida en que estamos en el último cuarto de hora, qué rico que me haya tocado ser la cabeza de toda esta Fiesta y de todas estas actividades. Conté siempre con muy buenos colaboradores; gente como Leonel Zamora, gran gerente nuestro y no dejo de reconocer la participación de jóvenes amigos de mis hijos, y mis hijos. Al principio, en esta estructura no teníamos tantos recursos, así que iban muchas veces por los aplausos. Entonces, son todas vivencias que no tenía idea que podían pasar", resaltó.

Imagen foto_00000018

Al seguir recordando, contó que en la Medialuna la atajada de la mano de atrás estaba sobre un basural, agregando: "Hace dos años, con la Medialuna parada, le pusimos gatas hidráulicas, ya que como yo soy constructor y he ejercido toda la vida esa profesión, con esa experiencia y conocimientos levantamos la atajada sin desarmar la Medialuna, le pusimos hormigón y volvimos a tenerla en su lugar primitivo".

También recordó otra historia de estos 20 años, diciendo: "Otra experiencia fue cuando se nos arrancaron unos animales por avenida Pedro de Valdivia hacia Providencia; eran como 40 novillos. Me llamaron como a las tres de la mañana  y ahí tuvimos que partir. Bueno, ya los tenían controlados; gracias a Dios andaba muy poca gente y no hubo ningún accidente. Pero son todas historias geniales. Otra vez un paracaidista tuvo un problema y aterrizó bastante lejos del lugar indicado. Entonces, son todas vivencias muy entretenidas y muy distintas. Pero es una satisfacción haber  podido estar ahí presente y que muchas historias podrían parecer exageraciones, mentiras, pero fueron realidades".

Agregó que vivió dos etapas en estas Fiesta Chilena en Ñuñoa, acotando: "Una fue criar esta "guagua", que naciera y criarla. Después la gente de Ñuñoa se empoderó de esta Fiesta. Y cómo le pedían al alcalde Sabat que hiciera rodeos donde el chileno, el huaso corra con pasión. Lo mismo le pedían después al alcalde Sabat, señalándole que el rodeo era su fiesta. Y no sólo éste, sino que la exposición y otras actividades".

"La gente de Ñuñoa se fue empoderando y fue conociendo, porque por lo general, no tiene los recursos como en otras comunas. Estaba muy agradecida de haber podido estar al lado del Caballo Chileno, de haber visto a Las Palmas de Peñaflor, al Cuadro Verde, que es más conocido por la televisión; ver las demostraciones de los paracaidistas, la exposición, los juegos tradicionales. Y todos los días estaba lleno", enfatizó.

Imagen foto_00000001

Leonel Zamora: No todo fue fácil al comienzo

Asimismo, recabamos el comentario de Leonel Zamora Skinner, gerente de la Asociación de Criadores de Caballos de Raza Chilena de Santiago.

"Es terrible esta pandemia, porque a todos nos llegó. Nosotros tuvimos noticias bastante anticipadas de que no había posibilidades de hacerla este año por varias razones. Una razón es la pandemia y la otra razón importante para nosotros es que el Ministerio de Deportes ya está iniciando los trabajos de preparación y construcción de nuevas instalaciones para los Juegos Panamericanos 2023. Eso ha significado que no tenemos la posibilidad de usar la Medialuna ni ningún otro espacio porque ya están adjudicados los contratos. Después del 15 de septiembre empezarían las empresas a trabajar en movimientos de tierra y otras cosas más", informó.

Hablando de las ediciones pasadas, manifestó: "Nosotros completamos la número 20 el año pasado; ésta iba a ser la número 21. El año 2000 fue la primera, con rodeo, con una medialuna con sólo el redondel hecho, con tribunas arrendadas. Así empezamos y seguimos luchando hasta que como cuatro años después se logró construir tribunas definitivas y llegando, como le digo, el año pasado a realizar la número 20".

"Yo llegué al comienzo, cuando hubo una reunión de gente del Rodeo y el alcalde de ese tiempo, don Pedro Sabat. Se comentó que sería una linda idea poder llevar el Caballo Chileno hasta el recinto del Estadio Nacional. Eso fue principios del año 2000 y a mediados de ese año, la Asociación Santiago de Criadores me encomendó visitar el sector, para ver dónde se podría pensar en construir una medialuna. Detrás del marcador del Estadio, hacia el sur, había un terreno que se ocupaba para acopiar toda la basura que se producía en todo el recinto. Pensamos que podría ser lo más acertado, pero sí significaba realizar una muy buena limpieza. Pedimos autorizaciones a muy alto nivel para ampliar un poco el sector", aseveró.

Pero añadió que todo no fue tan fácil, porque el terreno, prácticamente un relleno de basura, les presentó varias dificultades para levantar la estructura de la Medialuna, que incluso sufrió hundimiento en parte de su estructura. Debieron trabajar bastante para lograr un piso firme, cimientos  resistentes para dicho escenario.

No obstante ese inicio complicado, las cosas fueron mejorando, como aseveró: "Además de contar con mucho apoyo y realizar un gran esfuerzo, como dos o tres años efectuamos rodeos interasociaciones y fuimos felicitados por corredores venidos de todo Chile, incluso Campeones de Chile. Hicimos un rodeo bien organizado, en una medialuna impecable para este deporte. Además, con una gran calidad de ganado. Eso significó bastante ajetreo, trabajo durante varios años para lograrlo. Así fue como se hicieron durante tres años seguidos rodeos interasociaciones de gran calidad. Incluso los compararon con rodeos del Sur, donde contaban con muchas más facilidades".

Imagen foto_00000004

"Representó un trabajo bastante fuerte, pero nuestra idea era mostrárselo a la gente de la Comuna de Ñuñoa, a la de las comunas colindantes y de todo Santiago; que pudieran ver algo tan lindo y que no hubieran tenido la ocasión de ver actividades campesinas y una fiesta tan criolla y tan nuestra como es el Rodeo Chileno", expuso.

Señaló también, respecto de la gran concurrencia de público que se ha dado en todos estos años: "Lo que pasa que el sector del Estadio Nacional es muy central. Desde que se iniciaron las actividades el año 2000, siempre tuvimos una gran afluencia de público, que venía de todas las comunas  colindantes, incluso desde muy lejos y no se querían perder la Fiesta Chilena en Ñuñoa. Además, porque era una fiesta familiar. Es decir, aquí no vemos gente embriagada, por el contrario, se ve a familias completas recorriendo el recinto, des abuelitos a niños y en un horario muy razonable. A las 11 de la noche se empieza a avisar que el público debe retirarse y a las 12 ya no queda nadie".

Destacó también la presencia de artesanos, folcloristas y grupos folclóricos  que se presentan en escenarios y en la Medialuna, teniendo a la Cueca como exponente principal,  añadiendo que eso los ha llenado de orgullo como organizadores "al estar haciendo algo realmente criollo y de mucha Chilenidad".

Imagen foto_00000017

José Luis Moure: Un evento que lleva muchos años realizándose con gran éxito

Asimismo, conversamos con José Luis Moure Barros, actual presidente de la Asociación de Criadores de Caballos Raza Chilena de Santiago. 

"Creemos que es un evento que lleva muchos años, más de una década realizándose en forma muy exitosa y en conjunto por parte de la Municipalidad de Ñuñoa y la Asociación Santiago de Criadores de Caballos Raza Chilena. Hemos podido llevar nuestras tradiciones, nuestros caballos, nuestro amor por el campo a personas que viven en la ciudad, en forma masiva y en forma muy exitosa. Es una pena que este año no podamos realizarla por los motivos sanitarios de la pandemia. Creo que el próximo año volveremos con más ganas, con más energía todavía, para poder realizar la tradicional Fiesta Chilena en Ñuñoa", afirmó.

También sostuvo que los criadores de su Asociación han podido mostrar sus ejemplares a una gran cantidad de público, que ha presenciado las exposiciones que han formado parte del programa del evento.

"Así es, todos los años hemos tenido medialuna llena, pues viene la familia a deleitarse con los ejemplares participantes. Los espectadores disfrutan mucho, porque es una exposición distinta a las que estamos acostumbrados a ver en los rodeos para criadores. Asisten personas  que no tienen mucha conexión con el campo, conexión con nuestros caballos. Aplauden, lo disfrutan, lo pasan bien y les mostramos lo que más nos gusta, que es nuestro Caballo Chileno", expresó.

"Por eso es que para nosotros es el propósito más importante que tenemos durante el año como Asociación, en esta unión estratégica con la Municipalidad de Ñuñoa. Es una instancia masiva para darnos a conocer, para mostrar lo que hacemos, quiénes somos y para qué estamos trabajando. Y pensando a futuro como Asociación, estamos tranquilos, esperando lo que todos los criadores y  corraleros de Chile. Poder retornar a nuestro deporte, a realizar las exposiciones, una vez que la Autoridad Sanitaria lo permita. Cuidar nuestros caballos, preparándonos y al aguaite con el Vamos", indicó finalmente.

       

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital